sábado, 10 de junio de 2017

HOJALDRE CON MOZARELLA

Y, una vez más, os traigo una receta rápida y rica, de las de 0 complicaciones y que podemos tener preparada en tiempo casi récord, con éxito de sabor, claro.
Ingredientes:
-una plancha de hojaldre, la mía era cuadrada
-1 tomate
-1 bola de mozarella
-una cebolleta tierna
-sal
-orégano
-aceite de oliva virgen extra
Preparación:
Desenrollamos la plancha de hojaldre fresco y la cortamos en cuatro porciones (o las que deseéis, porque, en porciones más pequeñas, casi de bocado, pueden quedar geniales para un picoteo). Pinchamos por el centro con un tenedor para que no suba.
Cortamos el tomate en gajos y los ponemos alrededor del cuadrado. En el centro ponemos tiras de cebolleta y la mozarella troceada. Espolvoreamos el tomate y la cebolla con un poco de sal, regamos todo con un hilo de aove y añadimos un poco de orégano.
Introducimos al horno precalentado a 180º y esperamos a que los bordes hayan subido y estén doraditos.
Queda buenísimo. Yo los preparé para cenar junto a una ensalada y nos gustaron mucho.



 

sábado, 3 de junio de 2017

CALABACINES HASSELBACK

Yo ya había preparado las patatas Hasselback hace tiempo. La verdad es que quedan genial como entrante o guarnición tanto de carnes como de pescados. Hace unos días, navegando por la red, vi que alguien (no recuerdo quién, lo siento) había hecho la misma preparación con calabacines. La idea me encantó, así que como tenía calabacines en la nevera me puse manos a la obra y esto es lo que salió. ¡Totalmente recomendable también! En casa nos encantó, así que caerán unas cuantas veces más seguro...
Ingredientes:
-calabacines
-jamón serrano
-mezcla cuatro quesos
-sal
-aceite de oliva virgen extra
-orégano
Preparación:
El proceso es el mismo que con las patatas. Lavamos y cortamos los calabacines haciéndoles cortes sin llegar abajo para que no se partan. Yo puse a los lados unos palillos chinos que me sirvieran de tope con el cuchillo, por si os sirve de ayuda.
Salamos un poco y con cuidado para que no se rompan vamos introduciendo en cada separación un poco de queso y de jamón serrano (también se podría utilizar bacon y el queso puede ser vuestro favorito).
Los colocamos en una bandeja y les añadimos por encima un poco más de queso, espolvoreamos con orégano y regamos con un hilo de aove.
Introducimos al horno previamente precalentado con el grill puesto y horneamos hasta que veamos que están cocinados a nuestro gusto.
Quedan deliciosos, de verdad. Yo los puse como acompañamiento de secreto de cerdo que hice a la plancha. Lo que sobró lo guardé en un tupper en la nevera y al próximo día solo tuve que calentarlos un poco en el micro y listos para disfrutarlos de nuevo.