lunes, 11 de abril de 2016

BROTES DE LENTEJAS CON PATATAS Y CHISTORRA

Pues eso, que las lentejas también sirven para tapear. Y eso que a mi no me gustan, pero he descubierto una nueva forma de comerlas, en brotes, gracias a TUGAS. Quedó un aperitivo de lo más original y, acompañado de una copita de vino, resultó un éxito.
Tugas es una empresa familiar y pionera en todo el país en germinación. Su producción es 100% natural y con garantía de que todos los brotes están libres de alérgenos, no son transgénicos, no están genéticamente modificados y no contienen gluten. En su página web podéis encontrar mucha más información sobre la gama de productos, puntos de venta, etc.


En casa ya habíamos probado algunos germinados, siempre en ensaladas. Nos gusta el punto crunch y fresco que tienen. No conocía algunas de las variedades que tiene esta empresa y me ha encantado probarlas y, sobre todo, experimentar con ellas nuevas formas de degustarlas, que no fuera solo en ensalada.
Hoy os presento una de ellas, los brotes de lentejas, unos de los que yo no conocía y, claro, de los que más me ha apetecido probar, a pesar de que, como he dicho, a mi las lentejas no me gustan, pero así no tienen nada que ver, son frescas y nos aportan fibra, muy poca grasa e hidratos de carbono de fácil y lenta digestión, ideales para dietas de adelgazamiento. Aunque, en este caso, y gracias al acompañamiento, de preparación ligera y light nada, jajaja. Bueno, compensaba que era una tapa, no un gran plato... Pero...¿y lo ricas que están así estas lentejitas? Es una vuelta de tuerca a las tradicionales, ¿o no?
Ingredientes:
-chistorritas minis
-patatas paja de bolsa
-brotes germinados de lentejas TUGA
Preparación:
Mientras salteamos las chistorritas en una sartén, colocamos en el plato un montoncito de patatas paja y, sobre ellas, los brotes de lentejas. Cuando las chistorritas estén a nuestro gusto, las disponemos por encima y servimos.








¿Qué os parece esta nueva manera de comer unas lentejas? ¿Os apetece probarlas?

jueves, 10 de marzo de 2016

PAQUETITOS DE PINCHO MORUNO

Me gusta darle la vuelta a la presentación de algunas preparaciones llamémoslas "clásicas", sin perder sencillez. Hoy os presento un ejemplo de ello, los pinchos morunos.
Normalmente se presentan pinchados en una brocheta o, sin ella, en un plato, acompañados de pan. Yo pensé en presentarlos en paquetitos, para comerlos a bocados, a modo de bocadillo.
Para ello utilicé pinchos morunos de Casa Vallés, la carne que se utiliza en el famoso Frankfurt Pedralbes de Barcelona, así me aseguraba que el relleno sería de calidad...
Ingredientes:
-taquitos de pincho moruno Casa Vallés
-tortillas de trigo
-aceite de oliva
Preparación:
Salteamos la carne con un poco de aceite en una sartén con un poco de aceite hasta que esté bien cocinada.
Ablandamos 10-20 segundos las tortillas de trigo en el microondas para que sea más fácil su manipulación.
Colocamos los pinchitos en el centro de cada tortilla, previamente cortados si fueran muy grandes, y doblamos los extremos a modo de paquetitos.
Los volvemos a colocar, ya formados, en una plancha o sartén sin nada de aceite o grasa y, a fuego no muy fuerte, los vamos dorando.
Servimos calientes.










¿Un bocadito?

lunes, 7 de marzo de 2016

GALLETAS DE AVENA Y ACEITE

 
Hace un poco tiempo vi una receta de galletas de avena y las preparé enseguida. A mi hija y a mi nos encantaron. Estaba por repetirla cuando me encontré con esta otra receta de La cocina de los inventos y pensé que el aceite de oliva les daría un punto fantástico. Aproveché para probar un aceite que me ha resultado del todo delicioso y aromático, el aceite de oliva virgen extra de ENCINAS DE MONTEQUINTO. He de decir que es todo un acierto. Me ha parecido fantástico. Solo el olor ya dice mucho de él y si, además, lo pruebas en crudo, ya descubres el mismísimo cielo. Pasad por su web si queréis aceite del bueno, de la variedad Picual, de Jabalquinto, Jaén, cuna de aceite de calidad.
 
 
Ingredientes:
-230g de copos de avena
-100g de harina integral
-150g de azúcar moreno
-1/2 cucharadita de levadura química
-pizca de sal
-2 huevos
-150 ml aceite de oliva ENCINAS DE MONTEQUINTO
-esencia de vainilla
-raspadura de naranja, limón,...
-chips de chocolate, pasas, dátiles, orejones,...
Preparación:
Batir los huevos con el azúcar, el aceite, un chorrito de esencia de vainilla y la levadura. Rallar la cáscara de una naranja. Añadir la harina tamizada con la pizca de sal y los copos de avena y mezclar todo.




 
Así mismo ya se pueden poner pegotitos de masa sobre papel de horno y hornear las galletas, pero yo separé la masa en tres y a cada una de ellas le añadí pasas, dátiles y orejones, todo picadito.



Ahora es cuando hice montoncitos, con la ayuda de una chuchara, poniéndolos sobre el papel de horno. Queda una masa pegajosa.
 
Podemos dejar reposar la masa en la nevera 30 minutos, pero yo tenía un poco de prisa y me salté este paso. Precalentamos el horno a 180º e introducimos las galletas unos 12 minutos, hasta que veamos que empiezan a dorar. Endurecer al enfriar.


Aquí cada uno de los modelos de galletas, con pasas, orejones y dátiles. Me encantaron todas, pero, si tengo que elegir, me quedo con el puntito ácido que le dieron los orejones.
 
 
 
 
Animaos a prepararlas, durarán un suspiro, pero, como son muy fáciles de preparar, podéis volver a hacer otra tanda en cuanto queráis. 

martes, 16 de febrero de 2016

GALLETAS DECORADAS CON PLANTILLA (SAN VALENTÍN)

Sí, ya sé que San Valentín ha pasado, aunque solo sea hace dos días, pero problemas médicos de los que aún estoy saliendo me han impedido publicarlas antes de esa fecha. Como el resultado me ha gustado mucho y podemos cambiar la temática del decorado según la ocasión, no me he podido resistir a compartirlas con vosotros. La idea es de Kanela y Limón. Ella las hace con temática infantil, de animalitos, y yo aproveché para utilizarlas por el día de los enamorados y poder regalarlas a mis amigos y familiares.
Son muy sencillas de preparar y el resultado queda muy bien. No se necesitan utensilios complicados, solo unas plantillas que se pueden comprar en muchas tiendas de artículos de cocina y repostería. Las mías son de Tape Pink, una tienda por la que paso de vez en cuando y en la que suelo comprar cositas porque es muy fácil "picar" viendo tantos artículos tan monos y que se nos convierten en "imprescindibles" e "indispensables" para nuestro día a día bloguero, jajaja.  Allí las venden como set de decoración para café, pero ya veis que tienen más usos...
 
Si no tenéis plantillas o queréis hacer algún dibujo concreto y no las encontráis, tengo pensado hacérmelas yo misma con acetato, que es un plástico durito y, por ejemplo, sirve para hacer transparencias para retroproyector (deformación profesional, jajaja) y se puede encontrar en papelerías. Se dibuja sobre ellas el motivo elegido y luego se recorta con cuidado con ayuda de un cutter. Eso lo dejo para una próxima vez, en cuanto lo haga os enseño el resultado, pero ya lo tengo en mente, así que no sé si tardaré mucho en hacerlo... jijiji.
Ingredientes:
-200 g harina de repostería
-100 g mantequilla a temperatura ambiente
-70 g azúcar glass
-1 yema
-cacao puro en polvo desgrasado VALOR
-plantillas del motivo elegido
-un pincel (yo tengo unos que uso solo para repostería)
Preparación:
Batimos la mantequilla hasta que quede cremosa. Añadimos el azúcar tamizada y seguimos batiendo, hasta que esté bien integrado. Incorporamos la yema y volvemos a batir para mezclarla. A continuación echamos la harina, también tamizada, y amasados hasta formar una bola.
La estiramos con rodillo (yo la pongo entre dos papeles de hornear) y cortamos con la forma elegida. Ya solo nos queda decorar con el motivo y la plantilla elegida utilizando el cacao puro en polvo desgrasado. Tendremos cuidado de no salirnos del dibujo, sobre todo al levantar la plantilla, para que no caiga por fuera, aunque, como podéis comprobar, en algunas ocasiones sucede...

 

 


Con los trocitos de masa que me quedaron aproveché para hacer unas galletitas mini, solo con algún detallito... Así salieron del horno, después de tenerlas unos 12 minutos a 160º, tras precalentarlo un rato.
 Y aquí las tenemos, posando muy quietecitas para que les haga las correspondientes fotitos:






 
¿A que son ideales? ¿No morís de amor al verlas? Yo sé de alguno al que le ha gustado mucho recibirlas ¿verdad Gonzalo?...